//Espacio para plantas madres y esquejes en el microcultivo

Espacio para plantas madres y esquejes en el microcultivo

Tener un espacio para plantas madres y esquejes/crecimiento es muy importante para el microcultivador, asegura una producción decente. Si piensas montar un microcultivo o un minicultivo tienes que tener en cuenta que vas a necesitar dos espacios : uno para floración y otro para mantener un par de plantas madres y enraizar los esquejes.

Un consumidor regular o medicinal que quiere auto abastecerse con un microcultivo o minicultivo siempre deberá tener un espacio para plantas madres y esquejes. Cuando uno desea montar un cultivo en un espacio pequeño surge una pregunta legítima: para qué voy a perder espacio con plantas que no van a dar flores? Tu ya te has hecho esta pregunta tan interesante, verdad?

Si vas a hacer un solo cultivo en tu vida y después volver a comprar en el mercado negro es verdad que no vale la pena. Ahora, si eres un consumidor regular o necesitas cannabis para uso medicinal diario y extendido en el tiempo, realmente conviene sacrificar una parte del espacio para madres y esquejes. La aparente pérdida de espacio se compensará rápidamente.

 

Qué es un espacio de plantas madres/esquejes/crecimiento?

Es un espacio de cultivo donde la lámpara está encendida 18h/24h.

Este tiempo de duración de la iluminación mantiene las plantas en estado vegetativo e impide la floración (no hablo de las plantas llamadas “automáticas”, son una excepción). Permite mantener plantas madres bonsai durante años de las que se pueden sacar esquejes según las necesidades del cultivo.

Los esquejes, para enraizar, necesitan 18h/24h de iluminación.

Este espacio también te va a ser útil para dar un tiempo de crecimiento antes de pasarlos al espacio de floración.

En resumen, se puede decir que tiene una triple función :

  • mantener las plantas madres bonsai
  • enraizar los esquejes
  • crecimiento antes de pasar las plantas al espacio de floración

Tiene varias ventajas.

 

espacio para plantas madres

Plantas madres

 

 

Ventajas de un espacio para plantas madres y esquejes

Productividad

Selección de las mejores plantas

Ahorro en semillas

Homogeneidad de los clones (son iguales a la madre)

Conocimiento de la planta (estiramiento, necesidades, características)

 

Te lo explico en detalle.

 

Mejor productividad

Imagina que solo tienes un espacio de cultivo. Plantas una semilla, una vez que brotó hay que esperar un mes o más para que esté suficientemente madura para pasarla a floración. Tiene que estar con 18/24h de luz durante ese mes por lo que no podrás tener otras plantas en floración en el espacio de cultivo. Durante todo ese mes o más, no tienes nada floreciendo y eso es tiempo perdido. Es muy importante optimizar el espacio, sobre todo en un microcultivo que tiene una productividad más bien baja por ser pequeño. Además, durante ese mes o más la planta crecerá en altura y, con el estirón de principios de floración, puede que alcance un tamaño demasiado grande para un mini o microcultivo.

En cambio, un esqueje sacado de una planta madre ya tiene la edad y la madurez de la madre. Se podrá pasar a floración rápidamente en cuanto tenga algunas raíces y la altura deseada. Y esto es muy ventajoso en un cultivo con poca altura.

En un microcultivo con plantas madres bien organizado puedes tener el espacio de floración siempre lleno de plantas floreciendo.

 

Microcultivo con espacio para madres

El microcultivo “fácil y barato” El Supersativa.
El espacio para madres y esquejes a la derecha y el de floración a la izquierda.

 

Selecciona las mejores plantas, es lo mejor que puedes hacer

Otro argumento en favor de tener un espacio de plantas madres y esquejes es la posibilidad de descartar o conservar las plantas que te gustan. En el consumo medicinal, ciertas plantas procuran el efecto deseado (analgesia, relajamiento, etc.) y otras menos. El consumidor recreativo quizás va a preferir una marihuana más energética y divertida. Por supuesto hay muchas otras variables que pueden ser importantes como olor, producción, estirón a principios de floración, potencia, etc. Por lo tanto necesitas hacer una pequeña selección para conseguir la hierba que más te gusta.

Y no he mencionado esas hierbas excepcionales con las que todos nos hemos encontrado en alguna ocasión y que luego han desaparecido de nuestras vidas. Si tienes la posibilidad de conservar una planta madre de esa hierba increíble podrás seguir cultivándola durante años. Aunque plantes semillas de bancos reconocidos no siempre te gustarán, o por lo menos, es lo que a mi me ocurre. Algunas veces me gusta una planta un tiempo pero después me aburre y me entran ganas de cambiar. Entonces planto una nueva semilla para probarla y descarto la planta que me aburre. A veces encuentro plantas que realmente me gustan y las guardo varios años.

Los esquejes son iguales a las madres y eso te permite saber exactamente lo que vas a cultivar

Una vez que has cultivado dos o tres veces los esquejes de una misma madre ya sabrás como se comporta en el cultivo (vigor, estirón, necesidades, etc) y los resultados (productividad, calidad). Te da una gran ventaja a la hora de cultivar.

Estas son las razones por las que sacrifico parte de mi espacio (que podría haber dedicado a la floración) para montar un armario especializado. Más avanzo en esto del cultivo, más importancia y espacio le doy al espacio para plantas madres y esquejes/crecimiento. Espero haberte convencido porque vale realmente la pena.

Si quieres saber más sobre plantas madre, te recomiendo esta entrada del maestro Toni13.

Por | 2017-12-22T10:25:17+00:00 diciembre 23rd, 2017|Blog|Sin comentarios

Deje su comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies