/, cultura cannabica/El Kif y la Legión

El Kif y la Legión

Las historias de Papi Porro

Hola, chicos! Esta semana os propongo de fumar la pipa de la paz. Observad esta pipa, con su largo mango de madera de almendro y su pequeña cazoleta de barro. Es una pipa sebsi y viene de Marruecos. Y que se fuma en eso? Mirad esto. Sí, es una mezcla pero una mezcla especial : cogollos, hojas y tallos hembras de cannabis con hojas de tabaco local, todo bien secado y finamente picado. En Marruecos, en las laderas del Rif o el Atlas Medio, los ancianos fuman el sebsi desde tiempos inmemoriales. La mezcla, se llama Kif, una palabra que tendría origen persa y significa “bolsa”, pero que en árabe se refiere al placer y a la intoxicación. Tan agradable que en argot francés de hoy ha pasado a ser un verbo, kiffer, adorar algo. Y quién lo diría! El kif, el verdadero que está en esta pequeña caja, realmente solo se encuentra en los pueblos marroquíes. Ahora, probad. Una pizca, rellenando bien la cazoleta del sebsi y una aspiración. Van a “kiffer”! El efecto es inmediato. Los viejitos de Marruecos saben lo que es bueno.

 

sebsi

Sebsi

 

Ahora que estáis de buen ánimo os voy a explicar como el kif pasó el estrecho de Gibraltar y esparció por España el gusto por la hierba que hace reír. Es una historia extraña porque, de hecho, el fumeteo llegó con los soldados más feroces del ejército de Franco, los de la Legión Española. Apodados “los novios de la Muerte”, los legionarios se establecieron como fuerza del ejército en 1920, basados en los puertos españoles del norte de África, Ceuta y Melilla. Inicialmente, la legión fue formada para imitar la Legión Extranjera Francesa pero de hecho el reclutamiento era casi exclusivamente español. Este cuerpo de militares profesionales eran la punta de lanza del ejército de África, encargado de hacer respetar el protectorado español sobre Marruecos, cuestionado por los hermanos bereber Abd el-Krim durante la guerra del Rif (1920-26). Los legionarios eran conocidos por su ferocidad, su inclinación por las riñas, las prostitutas, y … el kif, que llamaban “grifa”. En esta época, los residentes españoles del norte de África no fumaban la hierba de los campesinos y de los canallas. Solo algunos aventureros, escritores y otros originales probaban el cannabis en los antros cosmopolitas de Tánger, por entonces puerto internacional excluido del protectorado. Pero este consumo de excéntricos no tenía ninguna consecuencia en España que ignoraba por completo el fumeteo.

 

Guerra del Rif, la masacre del pueblo rifeño amazigh por los legionarios en 1922

Guerra del Rif, la masacre del pueblo rifeño amazigh por los legionarios en 1922

 

Todo va a cambiar en 1936. El general Francisco Franco había sido comandante de la Legión, y es desde África que pone en marcha su rebelión contra la República Española. En primera linea de las tropas franquistas, los legionarios de Ceuta y Melilla desembarcan en la península ibérica. Traen su crueldad y su terrible eficacia militar pero también su gusto por la grifa. Se acabó la pipa marroquí, los legionarios enrollan el kif en papel de fumar, en el frente, y según ciertos testimonios hasta en los desfiles de la victoria. Se rumorea que el generalísimo Franco no rechazaba darle unas caladas a un porrete compartiendo la franca camaradería viril de los asesinos de la Legión. En 1939, Franco ha aplastado las últimas tropas republicanas con la ayuda de la aviación nazi alemana y fascista italiana. La Legión establece nuevas casernas por toda España. Trae sus costumbres machistas, sus tatuajes de calaveras, pero también su consumo de cannabis. Alrededor de las casernas de los vencedores se empieza a encontrar kif y desde los años 1950, el consumo de grifa se propaga en los bares de copas. La demanda es tan alta que, de ahora en adelante Marruecos exporta hachís y en España se organiza la lucha contra el consumo de cannabis y contra el tráfico de cigarros americanos alrededor de las bases de la OTAN. A pesar de todos los esfuerzos de las tabacaleras españolas, les es difícil luchar contra una costumbre promovida por el cuerpo de élite de los vencedores. Sí, sí, chicos, son los terribles legionarios de Franco que han convertido España al fumeteo.

 

Pipa sebsi con kif

Pipa sebsi con kif. foto : oursencolere (wikimedia commons)

 

 

Vamos a fumarnos otra ronda de pipa mientras os cuento lo que pasa hoy en día. Porque el kifi ha vuelto recientemente. En inglés lo llaman “kief”, en francés “skuff”. Es un tamizado del cannabis pero con un tamiz más grueso que permite recoger más tricomas de cannabis, el polen de los cogollos de las matas hembra. Mirad, es un polvo todo dorado que forma una masa muy liviana, un poco verdosa con algunos restos de hojas. Tiene un sabor muy dulce, mucho más suave que muchas hierbas o hachises. Anteriormente se conseguía golpeando las matas en una bolsa pero los apasionados holandeses del cannabis han creado una máquina especialmente para estos menesteres, el pollinator! Es una gran caja bastante larga con un tubo de tamiz en su interior que permite conseguir más polen bastante más rápido. Y lo más agradable para fumar este kifi es la pipa, que vuelve a la moda sobre todo que los fumadores buscan maneras de fumar sin tabaco. Ahí lo tenéis, chicos, el circulo está cerrado. Desde los campesinos de las montañas marroquíes hasta las pipas de hoy, pasando por los legionarios ultra violentos, el fumeteo se ha convertido en una costumbre española muy común.

 

 

 

Escalofriante video sobre el fundador de la legión española, José Millán-Astray

 

Fotos y testimonios de legionarios donde hablan también del kif o grifa

 

El famoso Pollinator inventado en Holanda por Mila Jansen

El famoso Pollinator inventado en Holanda por Mila Jansen

 

Más historias de Papi Porro :

La Mariguana

El mito de la colombiana

Por | 2018-05-25T21:47:21+00:00 febrero 13th, 2018|Blog, cultura cannabica|Sin comentarios

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies