La seguridad en tu cultivo de marihuana es un aspecto que hay que cuidar especialmente. Las consecuencias pueden ser desastrosas si no se toma en cuenta. Un cultivo mal montado puede causar cortocircuitos, incendios, electrocuciones e inundaciones (en caso de tener un riego automático). Pero no te preocupes, respetando algunas medidas básicas no deberías tener ningún problema. Aquí te explico algunas cosas para que no tengas problemas en tu microcultivo/minicultivo de marihuana. Antes de todo : usa el sentido común.

 

Salida emergencia marihuana

El cultivo interior combina la electricidad con la humedad y el agua.

Aunque la instalación eléctrica de un minicultivo es sencilla, supone un riesgo de corto circuito y de incendioSeguridad marihuana, por lo tanto hay que alejar las instalaciones eléctricas lo más posible del agua y la regla es poner todo lo eléctrico en lo alto y fuera del espacio de cultivo y el riego abajo (en caso de riego automático). Si tu cultivo es muy húmedo, cuidado con una eventual condensación en las conexiones eléctricas. No dejes cables con una conexión o una regleta en el piso de tu espacio de cultivo, si lo haces puedes estar seguro de que vas a tener problemas.

 

La seguridad no es un problema si tomas las medidas adecuadas

Las conexiones eléctricas deben estar bien aisladas, lo ideal es tener un amigo electricista de confianza. En mi caso, sin tener apenas nociones de electricidad e informándome en tutoriales en la red he podido hacer mis instalaciones y no he tenido problemas.

  • Siempre cortar la electricidad antes de manipular focos, enchufes y cables.
  • Utiliza timers de calidad y no los cargues con demasiados aparatos.
  • Cables eléctricos de capacidad adecuada.
  • Para pulverizar las plantas, sacarlas y hacerlo en un lugar seguro, sin contacto directo con algo eléctrico. Es sentido común.
  • Los riegos automáticos aumentan el riesgo de inundación y es uno de los incidentes más comunes.
  • Es importante asegurarse que la bombilla de sodio esté bien fijada y que no toque ningún elemento de plástico o madera para evitar un calentamiento seguido por un incendio.
  • Cuidado con el corrector de PH (proyecciones en los ojos o derrame), trata de manipularlo siempre dentro de un fregadero o parecido.

 

Si tienes presente siempre estas recomendaciones y usas el sentido común, podrás montar tu minicultivo o microcultivo y cultivar marihuana sin peligro.

Una vez que entendiste la importancia de la seguridad puedes ir a la página de diseño y construcción para inspirarte y construir tu propio microcultivo o minicultivo.